2020. Seminario Anual Intensivo

“Actualizaciones en Acompañamiento Terapéutico.”

Comienzo: Sábado 28 de Marzo 2020 - 9 a 13 hs.

Coordinación General: Gabriel O. Pulice (*)

MAS INFO

Inicio: 28 de Marzo de 2020 // Finalización: 14 de Noviembre de 2020
Día y horario:
Sábado de 9.00 a 13.00 hs. // Frecuencia: 1 encuentro mensual.
Horas totales de cursada:
64 (Presencial: 32 / Actividades: 32)
- Por el aislamiento las horas presenciales se han convertido en virtuales -
Lugar de cursada:
Fundación Causa Clínica, Sarmento 3475 2do. C, Ciudad de Buenos Aires. CUPOS LIMITADOS
Cronograma | Aranceles | Contenidos | Inscripción

Dirigido a:
Acompañantes Terapéuticos, Psicoanalistas, Psiquiatras, Psicólogos y demás profesionales y estudiantes del campo de la Salud interesados en el trabajo clínico interdisciplinario con problemáticas de abordaje múltiple.

COORDINACIÓN GENERAL
Gabriel O. Pulice. Psicoanalista. Ex docente de la UBA (1995-2016). Docente / Expositor en numerosos eventos y actividades académicas de grado y posgrado realizadas en diversas universidades e instituciones públicas y privadas en Salud Mental de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos, Perú, México y Uruguay. Autor de los libros: Acompañamiento Terapéutico, transferencia y dirección de la cura, Buenos Aires, Letra Viva, 2018; y Fundamentos Clínicos del Acompañamiento Terapéutico, Buenos Aires, Letra Viva, 2011 (3ª Edición 2016), participando además en numerosas publicaciones de caracter internacional en el campo del Psicoanálisis, la investigación, la Salud Mental, y el Acompañamiento Terapéutico.

Equipo Docente
- Andrea Flory (Paraná), Psicoanalista. Docente Titular de la Tecnicatura en Acompañamiento Terapéutico (FHAyCS- UADER).
- Cecilia López Ócariz, Magíster en Psicopatología y Salud Mental (UNR). Docente en UNR y de la Tecnicatura en Acompañamiento Terapéutico (FHAyCS- UADER).
- Fabricio Cabrera (Paraná), Docente de la Tecnicatura en Acompañamiento Terapéutico (FHAyCS- UADER).
- Helga Roberts (Buenos Aires), Psicoanalista. Docente de la Tecnicatura en Acompañamiento Terapéutico de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
- Mauricio Hermann (San Pablo). Psicoanalista, Dr. en Psicología por la Universidad de San Pablo (Brasil). Director de Attenda.
- Viviana Balsamo (Córdoba), Psicoanalista. Magister en Inclusión social de las personas con discapacidad, por la Universidad de Salamanca. Directora de Fundación Hora Libre y de La PlazAT, la revista digital de los Acompañantes Terapéuticos.

ÁREAS TEMÁTICAS
Clínica de las psicosis.
Discapacidad.
Inclusión en el ámbito educativo.
La intervención del AT en el ámbito judicial.
Acompañamiento terapéutico y sexualidad.
Identidad del AT e Interdisciplina, en el ámbito institucional y ambulatorio.
Implicancias clínicas del trabajo del AT en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental.

La especificidad y complejidad del trabajo clínico de los AT requiere una permanente actualización. La notoria disparidad en la calidad de las propuestas académicas, y la falta de orientación constituye un verdadero obstáculo para ello.
En este contexto, decidimos dar un paso más, y reunimos en este seminario un equipo docente de reconocida trayectoria clínica y académica en la formación de Acompañantes Terapéuticos en la UBA (Universidad de Buenos Aires), la UADER (Universidad Autónoma de Entre Ríos), la UNC (Universidad Nacional de Córdoba), la UNLP (Universidad Nacional de La Plata), la UNR (Universidad Nacional de Rosario), y la USP (Universidad de San Pablo / Brasil). Invitamos entonces a todos los interesados a compartir un intenso año de trabajo.

CRONOGRAMA DE CLASES

MARZO 28, Gabriel O. Pulice, Apertura del seminario. Acompañamiento Terapéutico, transferencia y dirección de la cura. Identidad del AT e Interdisciplina.

ABRIL 11, Cecilia López Ocariz, Dispositivos complejos de abordaje en psicoanálisis. Dimensiones de lectura e intervención en la clínica del acompañamiento terapéutico.

MAYO 9, Victoria Santángelo, Implicancias clínicas del trabajo del AT en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental. Sujeto de derecho ◊ Sujeto de deseo.

JUNIO 6, Andrea Flory, El AT como herramienta clínica en la intervención con sujetos psicóticos. Lo singular en los dispositivos institucionales.

AGOSTO 1, Fabricio Cabrera, El AT como herramienta clínica en el ámbito educativo.

SEPTIEMBRE 5, Helga Roberts, La construcción de Saber en el Acompañamiento Terapéutico. La formación académica, la supervisión clínica, y la puesta a punto de la subjetividad del AT.

OCTUBRE 10, Mauricio Hermann, La intervención del AT en el ámbito judicial.

NOVIEMBRE 14, Viviana Balsamo, Clínica del Acompañamiento Terapéutico en la Discapacidad.

TOP

ARANCELES DE INSCRIPCIÓN

RESERVA DE VACANTE
Argentina: $ 1.000.-
América Latina: u$s 20.-
Europa: € 20.-

CUOTA MENSUAL
Profesionales: Argentina $ 1.800.-
América Latina: u$s 30.-
Europa: € 30.-
Estudiantes: Argentina. $ 1.400.- 
América Latina: u$s 20.-
Europa: € 20.- 

PROMOCIONES ESPECIALES
Descuento por grupo:
(5 o más inscriptos): 20 %.
Descuento por inscripción anticipada
Pago anticipado del total: 30 %
Hasta el 31/01/20 ........... 20 %
Hasta el 29/02/20 ........... 15 %

INFORMES E INSCRIPCIÓN
Fundación Causa Clínica, Sarmiento 3475 2do. C, CABA.
Secretaría: Lunes a Viernes de 9.00 a 21.00 hs. y Sábados de 9.30 a 13.30 hs.
Tel: (11) 4862 5478/4867 6963 | info@causaclinica.com.ar | Whatsapp: +5491158503109
--- SE ENTREGARÁN CERTIFICADOS DE ASISTENCIA
---

TOP

CONTENIDOS

1. Apertura del seminario. Acompañamiento Terapéutico, transferencia y dirección de la cura. Identidad del AT e Interdisciplina.
A pesar del avance en su desarrollo conceptual y los esfuerzos en la formalización de esta práctica, hay sin embargo algunas preguntas que no dejan de insistir, acerca de la delimitación de su figura y su especificidad. «¿Qué es un acompañante terapéutico?» Aparece ahí la pregunta por la consistencia óntica, por el «ser» del AT. Es una pregunta que produce una inevitable incomodidad, y las distintas definiciones que se ensayan resultan, en algún punto, siempre fallidas. Hay una trampa en pensar la identidad del acompañante terapéutico en términos del ser, de pretender definir qué es, dificultad análoga a lo que se plantea cuando se intenta definir qué es un psicoanalista. ¿Cómo abarcar en una definición al Acompañamiento Terapéutico, o encontrar un rasgo en común que logre hilvanar todas sus posibles incumbencias, funciones y semblantes? Pues bien, nos confrontamos con un problema similar cuando intentamos definir en qué consiste su «trabajo». En este contexto, ¿cómo orientarnos para situar con precisión la función del AT, en el abordaje interdisciplinario? En la modalidad misma de la solicitud de intervención, hay algo sin embargo que ya se empieza a desplegar, dándonos los primeros indicios sobre la lógica del caso. El problema, es que no tenemos aún las claves de lectura para entender qué es «eso» que se está desplegando. Será entonces necesario poner en marcha la producción de Otro Saber.

2. Dispositivos complejos de abordaje en psicoanálisis. Dimensiones de lectura e intervención en la clínica del acompañamiento terapéutico.
Este encuentro tendrá como eje plantear las complejidades de la clínica del AT y algunas líneas de reflexión en torno a ello. Esto resulta central ya que la dimensión clínica del Acompañamiento Terapéutico se anuda a otras diversas dimensiones que deben considerarse a la hora de pensar un estrategia o un diagnóstico de situación. Muchas veces implica a diversos actores puestos en juego así como articulaciones territoriales, institucionales, etc. Es importante situar que estas complejidades no logran saldarse extrapolando linealmente categorías del psicoanálisis para ser «aplicadas» a la práctica del acompañamiento terapéutico así como tampoco podemos afirmar que el acompañante es un analista en terreno. Es por ello que como praxis clínica psicoanalítica, orientada en su apuesta ética en relación al sujeto, debe poder pensarse a la luz de ciertas complejidades que no puede eludir y le son inherentes. En ese sentido, pensar psicoanalíticamente la especificidad del AT como práctica clínica puede devenir también fecunda interpelación para el psicoanálisis mismo, allí donde el psicoanálisis debe reinventarse, repensarse para estar a la altura de la eficacia de la que es capaz.

3. Implicancias clínicas del trabajo del AT en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental. Sujeto de derecho ◊ Sujeto de deseo.
El 2020 es un año clave en el campo de la Salud Mental porque se cumple el plazo límite que establece la Ley Nacional De Salud Mental y Adicciones para sustituir totalmente los manicomios por otros tipos de dispositivos insertos en la red de servicios con base en la comunidad. Llegados a este punto, a diez años de sancionada la Ley, sabemos que este plazo ha sido prorrogado y habrá que seguir trabajando para el cierre definitivo de los establecimientos de internación monovalentes con arreglo a las acordadas internacionales fijadas en el Consenso de Panamá. Sabemos también que más tarde o más temprano sucederá , y que nos dirigimos por buen camino, aunque no sin resistencias, a esa ilusión sostenida por muchos. Qué papel puede jugar el AT y su experticia en estos procesos de sustitución, con qué herramientas cuenta este agente social para acompañar las externaciones desde una perspectiva de derechos, y qué aportes supone esta particular presencia del AT en el cotidiano de sujetos arrasados por los estragos del encierro y la cronificación manicomial, serán algunos de los asuntos que podremos pensar juntos en este espacio de actualización.

4. El AT como herramienta clínica en la intervención con sujetos psicóticos. Lo singular en los dispositivos institucionales.
La clínica de las psicosis, desde una perspectiva analítica, habilita la oportunidad de generar dispositivos específicos. En ese contexto, el Acompañamiento Terapéutico devino en una de las herramientas más importantes para implementar una modalidad de intervención sustentada en la singularidad y en una perspectiva de derechos. La posibilidad de atender a la dimensión transferencial desplegada en contextos de lo cotidiano de un sujeto psicótico —sustentada desde una presencia atenta— obliga a pensar las intervenciones posibles atravesadas por determinadas reglas éticas y técnicas: ¿Cómo entender la dimensión subjetiva y singular de la transferencia, conjugada con una modalidad psicótica de lazo social? ¿Qué lugar ofrece el AT para habilitar una clínica que se sostenga en la singularidad de ese lazo, sin reproducir los mandatos sociales de exclusión, disciplinamiento y normalización de las locuras? Cuando los dispositivos de intervención se inscriben en configuraciones institucionales, se hace necesario diferenciar lo que se presenta como un imperativo de la cultura —a través de la institución— y repensar las intervenciones para cada sujeto y en cada oportunidad, dado que la dimensión ética y la lectura transferencial puesta en juego, son el horizonte clave y sutil para orientar el trabajo clínico, particularmente, si de las psicosis se trata.

5. El AT como herramienta clínica en el ámbito educativo.
La psicopatologización de la infancia y su estrecha relación con la medicalización infantil nos exponen la sistematización de procesos objetivantes, dadores de sentido allí donde prima un no saber frente al sujeto que se aparta de la normatividad esperada. Entonces se habla en términos de «déficit atencional», «hiperactividad», «fobias», «trastornos de conducta», entre otros y se tratan estos trastornos de acuerdo al paradigma biologicista a través de prácticas que interponen progresivamente mayores elementos entre el saber y el sujeto. Frente a este vicio creciente se sostiene una tendencia opuesta, atenta a desarrollar prácticas alojadas en la perspectiva de los derechos y la subjetivación. La institución escolar y sus agentes —docentes, equipo técnico, directivos— juegan un papel fundamental en el tránsito de los niños cuyas características, diferentes de la norma, comienzan a generar dudas o interrogantes. La incorporación de un acompañante terapéutico no puede pensarse por fuera de este complejo esquema de incumbencias recíprocas. Sin embargo, asistimos en la actualidad a una fragmentación institucional, familiar y de otros órdenes que genera que el derecho a la escolaridad no implique siempre el derecho a la educación. Es decir, que se alcance la integración, más no la inclusión. En este sentido es importante distinguir entre presencia y participación. Mientras que la primera se refiere solo al acceso a la escuela, la segunda implica que las actividades contemplen las necesidades educativas de todos los alumnos. En este contexto surgen algunas preguntas: ¿Cómo es posible contribuir a la consolidación de prácticas inclusivas desde las funciones del AT? ¿De qué manera es viable optimizar el diálogo entre diferentes actores en el aula —AT / docente— para que la presencia del niño devenga en participación?; ¿Cómo poner a producir un diálogo superador de incumbencias técnicas y profesionales?; ¿Con qué herramientas se cuentan para hacer algo de eso posible y sostenerlo como parte de una estrategia de trabajo? situación

6. La construcción de Saber en el Acompañamiento Terapéutico. La formación académica, la supervisión clínica, y la puesta a punto de la subjetividad del AT.
Considerando que la mayoría de las/os participantes estarán transitando clase a clase de este Seminario, pero aun así NO daré por sentado que la mayoría cuente con conocimientos previos de formación y experiencia en la práctica, por lo tanto, será una apuesta desafiante armar junto a ustedes una lectura sobre la construcción de saber en el Acompañamiento Terapéutico.
La apoyatura bibliográfica nos permitirá una apertura de pensamiento librado de prejuicios, y por sobre todas las cosas, encontrarnos con abundantes conceptos que posibilitará formular ciertos saberes prínceps y exclusivos del «Mundo AT».
Asimismo, la postura de la formación académica se abordará desde un discurso que nos acercará a la creación y formalización de ciertas nociones básicas, que servirán como un trampolín para lograr conocimiento y solidez teórica ante el quehacer cotidiano. Por último y lejos de presumir un bagaje estricto, nos encontraremos para reflexionar sobre la importancia de trabajar en forma supervisada e intentaremos descubrir juntos lo atrayente del significado de la «puesta a punto de la subjetividad del AT».

7. La intervención del AT en el ámbito judicial.
Esta clase tendra como objectivo principal caracterizar el cruce de discursos institucionales ubicados en el contexto de la justicia, para problematizar allí las cuestiones especificas de la clínica del acompañamiento terapéutico, sobretodo con demandas clínicas de AT en regimes de visitas controlados y pacientes interditados (justicia de familia) y adolescentes en situación de vulnerabilidad social (justicia de infancia y juventud). En este contexto, tendremos como objetivo manejar conceptos psicoanaliticos para caracterizar estas demandas especificas, sin perder la mirada teorica sobre estos modos de padecimiento, y su posición subjectiva en el lazo social. Con respecto a los objetivos especificos: A) Regimen de vistas controlados. Tomaremos como referencia teorica el texto de Lacan: «Nota sobre la infancia», para problematizar el padecimiento de ella misma en este lazo conflictivo y la demanda de intervención del AT. Presentación de material clínico. B) Pacientes interditados y jovenes en situación de vulnerabilidad social. Tomaremos como referencia teorica el texto publicado por Mauricio C. Hermann en la revista digital, La PlazaT.

8. Clínica del Acompañamiento Terapéutico en la Discapacidad.
Los contenidos académicos que se presentarán en esta clase están pensados a los fines de ofrecer aportes teóricos y prácticos, que orienten ciertas encrucijadas que se presentan en la práctica del Acompañamiento Terapéutico en la clínica de la discapacidad. Apuntando, así, a propiciar una formación que posibilite la construcción del pensamiento crítico y otorgue herramientas al AT en su quehacer profesional.
El acontecimiento de la discapacidad hace visible una marca —no solo en lo orgánico del sujeto— sino también en el armado imaginario de cada sujeto, familia y profesional. Cada uno construirá su escena especular frente a la presencia de la discapacidad, de la cual emergerán ciertos efectos. Cuando los discursos de la discapacidad cobran tal consistencia, y el imaginario no permiten ver aquello que acontece, se pierde de vista la singularidad del sujeto y de su familia. El AT inmerso en el mundo cotidiano del paciente tendrá la tarea de advertir aquellos efectos discapacitantes de la discapacidad. Para ello, será importante que el profesional cuente con algunas coordenadas que lo acompañen a pensar sus intervenciones clínicas en esta área. Ejes temáticos: Posicionamiento subjetivo y alteridad. Familia y Discapacidad. El rol del AT en el equipo multidisciplinario. El AT en los diversos dispositivos institucionales. Autonomía y Discapacidad.

TOP